Sexo anal: Tabúes y contradicciones sobre esta práctica sexual

Sexo anal: Tabúes y contradicciones sobre esta práctica sexual

Desde tiempos inmemoriales cuando existían civilizaciones antiguas, tales como los romanos, se ha disfrutado del sexo anal entre parejas homo y heterosexuales. Sin embargo, los tabúes de la sociedad y la poca información con respecto al tema lo mantienen marginado en un limbo lleno de oscuridad y mitos.

Por eso en este post te daremos información que desbancará toda clase de malos pensamientos y preceptos que para nada ayudan a disfrutar de nuestra sexualidad, sobre todo si estamos probando por primera vez con nuestra colita 🍑

  • El sexo anal es sucio

  • Ciertamente es el canal por donde nuestro cuerpo expulsa toda aquella materia que ya no es útil, pero por eso no necesariamente tiene que ser sucio. En la parte inferior del recto realmente no existe mayor cantidad de materia fecal, eso solo sucede cuando nos disponemos a visitar al baño para cumplir con nuestras necesidades.

    En el peor de los casos y si queremos ser más prolijos a la hora de tener sexo anal, podemos recurrir a las duchas anales para que estés más tranquilo y sin temor a nada.

  • El sexo anal no daña esa zona de tu cuerpo

  • Como en toda práctica sexual, los riesgos de lesionarse son muy bajos, sólo puede haber graves lesiones si no se practica con la delicadeza que lo amerita y las condiciones ideales.

    Uno de los mitos más comunes es que puedes perder el control del esfínter anal, lo cual es una gran mentira, simplemente los músculos de la zona se acostumbrarán a recibir un miembro y poco a poco estarán más preparadas para una próxima vez.

    Sexo anal

  • Es muy doloroso

  • Sólo puede doler si tu pareja te agarra desprevenido e intenta meter su miembro sin antes trabajar la zona. Asegúrate de estar bien excitado, relajado y muy bien lubricado con algunos productos ideales para eso.

    Además pide a tu pareja que lo haga inicialmente con delicadeza y que progresivamente vaya incrementando la fuerza y frecuencia de cada penetración.

  • El sexo anal es pecaminoso

  • Este puede ser un tabú muy popular, pero si revisamos con detenimiento en ningún lugar dice que no debemos tener sexo anal. Evidentemente el ano no está hecho para eso, pero tampoco está escrito que está prohibido tener relaciones sexuales anales. Así que si eres de los fieles creyentes olvídate de ese cuento y disfruta con ganas.  

    0 comentarios

    Escribe un comentario

    Comentarios son moderados